sábado, 30 de julio de 2016

Una mujer casada



 Nunca me di cuenta cuánto tarda una novia en estar lista para su boda. Debería saberlo puesto que he estado casado tres veces.




Pero cuándo dije que me casaría otra vez, mi hija dijo que ya había sido suficiente. Ella dijo que era hora de que aprendiera lo que es casarse con un marido tan desobligado como yo. Así que aquí estoy, me voy a casar con un tipo que no conozco. Y mi primer exesposa -la madre de mi hija- me esta ayudando a prepararme para  la ceremonia.¡Es tan humillante!





¡Ella esta amando esto! Y debo pretender que lo amo también o prometió que hará que las cosas vayan peor para mi. Aunque no puedo imaginar cómo serían peor.




Ahora sé porque mi hija quería ser mi dama de honor. Así me puede decir cosas desagradables al oído. Ella dice: que no puede creer que me este casando, que espera que este tomando la pildora anticonceptica, y que no puede dejar de pensar en el momento en que mi esposo me quitará mi virginidad.



La anticipación me mata y este vestido es tan apretado. Apenas puedo respirar. Pero tengo que sonreir para el fotografo. Todos hablan de lo linda que me veo. Incluso mi padre que me entregará en el altar. No tiene idea que yo solía ser su hijo.



Continuará: próximamente



sábado, 23 de abril de 2016

Venciendo la maldición (Parte I)

Él no estaba feliz. ¿Pero que opción teníamos? Una poderosa bruja puso una maldición en él.Y necesitabamos cambiar su aura lo más posible de un hombre de mediana edad, tanto como pudieramos. No fue fácil para él. Ni tampoco para la familia tuvimos que mudarnos a Australia.

--------------------------------------------------------


Así que mi esposo se volvió Haley, de quince años, una niña de secundaria. Nuestros hijos comenzaron a tratarlo como a una hermana menor. Para asegurarnos que la bruja no pudiera encontrar su aura, él debia comportarse como una jovencita. Esto sería lo único que salvaría su alma condenada al infierno.

--------------------------------------------------------  


Cada día tratamos de hacer algo que una niña de su edad haría. Algunos días cocinamos galletas, otros días fueron cosas más traumaticas -como comprar bras o sus primeros tampones. Su hermana hizo eso con él, lo que considero apropiado. Los magos que nos ayudan dicen que al hacer esto estamos más cerca de salvarlo.
-------------------------------------------------------- 



Nuestra hija comenzo a amar a Haley, y la trataba como la hermana pequeña que nunca tuvo. Ella nunca se llevo bien con su padre. Los magos que nos ayudaban con este asunto nos dijeron que eso era bueno pues los sentimientos de nuestra hija cambiaban el aura de él. Haley estaba feliz de poder confundir a la maldición.
-------------------------------------------------------- 

Poco a poco fue perdiendo su status de padre. Las cosas de chica le estresaban mucho. Los vestidos bonitos, el cabello rizado, el maquillaje y las flores... sin embargo no importaba que tan avergonzado estuviera sino que lo pusieramos a salvo.
--------------------------------------------------------


Entre más lo rodearamos de otras chicas de su edad, mejor. Al principio era raro para él. pero entre más hablaba, 'chismeaba' y se enfiestaba con  ellas, se volvia más fácil. Después de un año, no podías decir que él no era una chica cómun de su edad. ¡Fue una transformación sorprendente!
--------------------------------------------------------


Continuación: Próximamente


domingo, 17 de abril de 2016

Algunos Crossdressers

Para ilustrar las entradas de 'El Misterio de la niña en el jardín' he estado utilizando fotos de crossdressers que he conseguido en sus galerías de DeviantArt, este post es para darles el crédito y para que puedan ver sus imagenes si así lo desean.



--------------------------------------------------------

Divine Sanity
Divine Sanity luce sencillamente genial vestido de niña, puedes ver su galería aquí: link

--------------------------------------------------------

 
Luna Heartilly

Luna Heartilly tiene imagenes dónde se ve femenino-andrógino: link

--------------------------------------------------------

El misterio de la niña en el jardín (Parte III)


 --------------------------------------------------------
Link a los capítulos anteriores
Capítulo 1: La aventura comienza
Capítulo 2:  La transformación
 
 --------------------------------------------------------




Capítulo 3 - La mansión

La mañana termino y los primos estaban esperando que los llevaran a la casa. Tony se empezaba a sentir más a gusto con su feminización forzada pero por momentos aún tenía sentimientos encontrados de verguenza. Especialmente cuando por momentos olvidaba los peligros reveladores de su corta falda y de repente algo se lo recordaba otra vez. También estaba muy preocupado de conocer a las demás y estaba convencido de que ellas verían a través de su disfraz, a pesar de que su prima decía que esto sería imposible.

Aunque la pared limítrofe de la casa estaba a menos de media milla de la parte posterior de la casa de la Tía Mary, la entrada principal estaba al otro extremo, mucho más lejos. Fue por esta razón que los dos niños serían llevados ahí por la madre de una de las otras chicas del grupo.

La mansión había sido construida en el sitio de un antiguo priorato y los restos que habías sido restaurados recientemente eran el proyecto a estudiar por Shirley y las otras niñas. Como todas las grandes casas de campo la estructura principal había sido alterada y aumentada varias veces, era considerada una de las grandes edificaciones de cambio de siglo. Recientemente se había añadido un ala entera que se dio a conocer como el anexo. Este anexo era la parte visible desde la casa de Shirley y funcionaba como una unidad autónoma, separada del resto de la casa, con su propia entrada en el lado opuesto a la entrada principal y su propio jardín. Esta parte de la casa habia sido ocupada por una sucesión de inquilinos temporales pero había algo diferente respecto a la chica del jardín.

Los propietarios de la finca suelen hospedarse unas semanas ahí cada año, sin embargo eran bien conocidos en la zona. El conjunto del edificio es díficil de ver desde fuera debio al al to muro y a una franja densa de arboles que rodean los jardines al rededor de la pared. Sin embargo se podía ver el anexo desde la habitación de Shirley porque una serie de arboles fueron cortados para hacer la entrada a la nueva unidad.

Tony sintió un poco de miedo cuando llego el coche que los recogería. Anne, una de las otras chicas del proyecto, iba sentada en el asiento de adelante y su madre conducía. Tony estaba agradecido de ir en la parte trasera junto a Shirley. Sintió enrogecer cuándo Shirley mencionó que 'ella' era muy tímida y ante la respuesta de la madre de Anne que una niña tan linda no debería preocuparse por tan poca cosa.


Su calvario se hizó mayor cuando llegaron a la casa de campo, que era un edificio bastante imponente y que estaba situado a un par de cientos de yardas de la mansión. El resto de las chicas ya estaban ahí y Tony quería desaparecer cuando Shirley lo presento como su pequeña prima 'Antonia', o 'Tony' para abreviar. Él quería solamente escapar de ahí y deshacerse de las ropas de niña para siempre. El muchacho se ruborizó y se sintió tan humillado cuando todas se reunieron a su alrededor para comentar lo linda que era. De hecho por un momento pensó en levantar su falda y mostrar lo que era en realidad; pero por supuesto que no lo haría sin importar lo desesperada de su situación.


El personal de servicio les mostró a 'las seis' sus habitaciones. Shirley y Tony eran compañeros de habitación y Tony se sentía maravillado con el tamaño de la recamara con su cama doble y su cuarto de baño. Shirley ayudó a Tony a desempacar, en realidad ella hizo todo, pues Tony no tenía muchas ganas de ver lo que usaría durante el fin de semana. A él le parecia reconfortante que 'sus' cosas fueran colgadas en el armario mezclandose con las de ella.

Despues de desempacar y poner sus cosas en orden todos fueron a degustar una deliciosa comida a la que fueron invidados por una señora agradable, ella se presento como la administradora de la finca. Durante la comida la dama les dijo lo que esperaba de ellas durante su estancia: Tendrían, dentro de lo razonable, libre acceso a la mayor parte de la finca y los jardínes. Sin embargo deberían alejarse del resto de las habitaciones de la mansión, salvo las que les habían sido asignadas, y también deberían respetar la privacidad de los inquilinos del anexo. Se les explico además que el anexo era de construcción reciente sin ningún valor histórico por lo que no sería de importancia para su proyecto. También se les indico que como regalo especial de los propietarios, ellas estaban invitadas a cenar con ellos la noche siguiente.


El resto de la tarde transcurrió con tranquilidad, las chicas planificaron su proyecto para los días siguientes y vieron televisión. Tony se sentía muy incomodo y trato de no resaltar en el grupo, guardo un silencio sepulcral sobte todo cuando la plática se hizo 'conversación de chicas'. No tenía nada en común con un grupo de chicas y temía darles pistas sobre lo que era en verdad. La conversación parecía saltar de tema en tema así que trataba de concentrarse en la TV.
-¿Vas a clases de ballet, Toni? -Gwen, una de las chicas del grupo, se dirigió de repente a él.
-Er... no- el chico sintió que se ruborizaba.
-Realmente deberías. Con tu edad y constitución podrías brillar en ello. Y te verías muy linda usando un tutú. Usé uno el año pasado y se sentía maravilloso. Creo que todas las chica anhelamos usar uno.
-Ugh, ciertamente no lo hacemos- intervinó de pronto otra chica del grupo. Tracey.
-No me sorprende en ti- replicó Gwen- casi nunca te vemos usar falda fuera de la escuela. Apuesto a que para ti es todo un martirio tener que vestirte de chica.

Las chicas comenzaron a discutir y Tony agradeció poder pasar desapercibido de nuevo.

Para cuando llego la hora de dormir Tony pensó que podría librarse del disfraz al menos por un rato. Pero no fue así. Shirley sacó del armario un camisón de color rosa con volantes e hizo al niño dormir con rodillos para no perder su peinado.


El niño entró a la cama agotado, cansado después de un largo día. Deseaba que hubiera una manera de salir rápido de esa situación. Pensaba que si descubría que los temores de Shirley eran infundados podría encontrar una excusa para regresar a casa antes y así salir de las faldas. Por desgracia, también se dio cuenta que aun cuándo pasará eso seguramente no lo dejarían regresar sólo. Además le preocupaba que se empezaba a acostumbrar a usar vestido, y aunque nunca se lo admitiría a nadie que empezaba a gustarle. Le parecia que la falda le confería libertad. Pero era un niño y los niños no debían usar ese tipo de cosas ¿o no había nada malo en ello?

Tony despertó sobresaltado, el sol entraba a raudales por la ventana. En un primer momento él no sabía dónde estaba. Entonces la realidad volvió a él y la esperanza de que los sucesos del día anterior fueran sólo un sueño se vieron desvanecidas. Se volvió conciente de las molestias que le ocasionaban los rodillos para el cabello. El camisón que traía puesto se le había hecho bolas en algunas partes dejando entrever las braguitas que llevaba puestas. ¡Que embarazoso!

 --------------------------------------------------------


Capítulo 4 - Tony el detective (adelanto)

-¿Ya te despertaste, dormilona?

La voz de Shirley se oyó desde el baño. El chico del camisón se dio cuenta que pronto sería hora de desayunar. Así que a regañadientes salió de la cama. Después se dio un regaderazo y cepillo su pelo. La esperanza que tenía de usar pantalones ese día se evaporo rápidamente. Shirley le ofreció un vestido de flores similar al que uso el día anterior. Era de color blanco y las flores que lo decoraban eran minúsculas. Ese día uso enaguas y se dio cuenta el efecto que producían, levantaban un poco la falta y hacían que sus piernas se vieran más expuestas que el día anterior. Cuando le mencionó eso a Shirley ella acato que era una niña pequeña y que debía vestirse como tal para que no lo descubrieran. Después de eso ato dos listones en su cabello anudandolos en forma de moños.

-Te ves genial- dijo Shirley con entusiasmo- Aunque te falta una cosa más. Vas a necesitar esto para desempeñar tu papel a la perfección.

La jovencita entrego a su primo un bolso blanco y una muñeca, vestida de azul y con rizos dorados. Estaba un poco gastada de algunos lugares, evidentemente había tenido más de un propietario. Tony miró la cara de plástico e hizo una mueca feo. Él actuo ante la muñeca y el bolso como si estos fueran veneno.

-¿Qué se supone que haga con eso? - preguntó Tony con confusión y disgusto- No uso bolso y no jugaré con muñecas.
-No seas así Tony. Todo es parte de tu disfraz. Necesitas el bolso para guardar tus cosas porque los vestidos no tienen bolsas. Además las niñas de tu edad tienen una muñeca favorita. Sólo llevala contigo y finge que te encanta. Es todo lo que tienes que hacer.
-Creo que olvidas que no soy una chica de verdad...
-Sí, lo eres. Al menos el próximo par de días. Por amor de Dios, Tony. Estas usando un vestido y actuando como niña pequeña. ¿Y qué si debes usar bolso y cargar una muñeca? Sólo hazlo ¿Ok? Deja de quejarte tanto. Apresurate que debemos bajar para el desayuno.



sábado, 26 de marzo de 2016

El misterio de la niña en el jardín (Parte II)

 --------------------------------------------------------
Link al capítulo anterior
Capítulo 1: La aventura comienza
 --------------------------------------------------------

Capítulo 2 - La Transformación




Era temprano por la mañana el sábado. Shirley despertó a su primo irrumpiendo en su habitación.

-Vamos dormilon. Mamá ya ha salido de casa y es hora de ponernos en movimiento nosotros también. Hay muchas cosas que hacer.
-¿Cuál es la prisa -dijo Tony mirando el reloj- Nos recogeran hasta más tarde, tenemos mucho tiempo.
-No tanto como piensa. Tenemos que prepararte -al terminar de decir eso Shirley le quitó su cobertor al niño.
-¿Qué hay que preparar? Nuestras maletas estan listas, tomar un baño no toma más de 10 minutos. No entiendo nada.
-Oh, ¿no lo mencioné?- Dijo Shirley fingiendo sorpresa- Tenemos que prepararte porque iras disfrazado de niña.


Al principio, al niño de once años, le costó trabajo tomar en serio la observación de su prima. Pero no pasó mucho tiempo antes de que él tomará el significado de sus palabras.
-¿Qué quiere decir? ¿Iré disfrazado de niña? -dijo Tony asombrado.
-Claro que sí, la única manera en que logré que me acompañarás fue decir que eras mi prima 'Toni' con 'i'
-No digas tonterías ¿por qué no puedo ir como soy? ¿por qué debo pretender algo que no soy?
-Los que gestionaron el proyecto de historia lo hicieron pensando en un grupo de niñas. Obviamente no me dejaran compartir habitación con un chico. Incluso si es mi primo menor.
-Pero...-balbucéo Tony
-Te necesito ahí para resolver el misterio de la chica en el jardín

-¿Crees que voy a engañar a alguien haciendome pasar por chica? -el niño hizo una mueca - ¿no estas insinuando que parezco una? ¿verdad?
-Yo no insinúe eso. -dijo shirley con una voz dulce- con tu constitución sólo necesitaríamos cambiar tu peinado y con la ropa adecuada serás la chica perfecta.
-¿Eso significa que usaré faldas o vestidos?

- Por supuesto tonto. Si eres una chica obviamente usarás la ropa que usan las chicas -dijo Shirley sonriendo- La ropa no será un problema, eres más pequeño que yo y mi mamá nunca tira nada. Tengo muchas cosas por ahí para ti.

-No puedo hacer esto, todos se reíran de mi.
-Nadie se reirá si te comportas como una chica.



Tony se encontraba muy desconcertado con todo lo que escucho. Tony ni siquiera había pensado en usar ropa de chica y no pensaba hacerlo ahora.

-No. no lo voy  a hacer. ¡No usaré un vestido para ti o para nadie!
-Típico -dijo Shirley mirándolo- ustedes los chicos dicen ser muy valientes y que las niñas somos débiles. Pero sólo hay que pedirles hacer o usar algo ligeramente diferente para que mueran de miedo. No piensas ayudarme a descubrir este misterio sólo porque tienes un poco de miedo a un disfraz. Muy valiente de tu parte.
-Yo no tengo miedo -respondió Tony, sin saber que decir en su defensa.- Yo puedo hacer lo que yo quiera.


Al chico no le entusiasmaba usar ropa de niña, pero tampoco quería que su prima pensará que era un cobarde.


-¡Que bien! eso significa que lo harás entonces. Empezaremos de inmediato. Ponté esta bata, ¡no tenemos todo el día!

Shirley salió de la habitación y fue seguida por Tony que todavía no comprendía como había sido convencido por su prima a estar de acuerdo con su plan.
-Sabe tu madre que iré a la mansión como una chica -preguntó Tony mientras desayunaban.
-No, olvide mencionarselo. Pero no creo que tenga problemas sobre todo porque lo haces voluntariamente.


Cuando terminaron de desayunar y de lavar la loza. Subieron al dormitorio y Tony lavo su cabello. La habitación era sencilla. Una cama sin hacer y un mueble sin cajotes, poco más. Shirley lo sentó en una silla y comenzó a insertar rodillos de plástico de gran tamaño. Tony hizo un amago de protesta.
-No te preocupes, volverá a la normalidad cuándo lo laves- dijo ella tratando de tranquilizarla- sólo quiero lograr un estilo de niña que sea fácil de manejar y de combinar con los vestidos para que nadie sospeche.



Después de lo que Tony sintió como horas de tortura con rodillos calientes, secadores y aerosoles. Shirley dio una señal de aprobación mientras completaba los últimos detalles de su peinado.

 -No lo puedo creer, tu nuevo estilo te hace lucir completamente diferente -dijo la niña sonriendo- luces aún más jóven lo cuál es bueno porque usaras la ropa que yo usaba hace algunos años.
 -¿Puedo ver lo que haces conmigo?- dijo Tony que de nuevo tenía esa sensación que todo era un gran error.
- No, es mejor que esperes a que estes vestido para ver el efecto final. Espera un poco, voy por tu ropa.



Tony seguía sin comprender como había llegado a esa situación. Después de un rato Shirley volvió después de unos pocos minutos con algo que parecía un paquete que dejo caer sobre la cama.
-Me tomé la libertad de buscar tú número de zapato y te quedaran perfectos algunas de mis viejas zapatillas. -dijo Shirley- Bien, te dejaré sólo para ue te vistas. Estaré afuera por si necesitas ayuda

Tony miraba con recelo las sandalias de punta abierta color azul pálido ue sobresalian en la parte superior de la cama. Examino también el resto de las prendas que estaban sobre la cama.


 --------------------------------------------------------

Unos minutos más tarde, Tony -¿quizás ya Toni?- abrió la puerta de la habitación para revelarse en su ruborizada gloria a su prima. El azul pálido del vestido con su cordón a la cintura se le ajustaba perfectamente. Él lucía sumamente incomodo con lo corto de la falda acampanada que le quedaba 3 pulgadas sobre sus rodillas, no ofreciendo mucha exposición para las bragas que llevaba puestas. Se sentía humillado y avergonzada ante las miradas de escrutinio de su prima. Un par de calcetines blancos hasta la rodilla y las sandalias azules completaban el conjunto.

-Si te ríes me quitaré todo en un segundo- dijo el niño con el rostro ardiendo- sé que me veo estúpido.
-No te ves estúpido, creeme. Pareces una niña de diez años. Estoy teniendo dificultades para recordar que eres un chico. Mirate en un espejo si no me crees.



Shirley tomó a Tony de la mano y lo llevo a un gran espejo en la pared en la parte superior de la escalera. Toni se miró por primera vez. Abrió los ojos como platos.
-No puedo ser yo. Es decir, realmente parezco una chica... -fue todo lo que pudo decir el niño.

-Oh, Tony, te ves preciosa, yo nunca me ví tan bonita en ese vestido. Vas a estar perfecta como mi pequeña prima.

Shirley abrazó al niño/niña con fuerza. Tony no estaba preparado para esa muestra de afecto y se aparto de ella.
 -Vamos a la planta baja, tendrás el resto de la mañana para acostrumbrarte a la ropa- Shirley tomó a su primo de la mano y condujo a la sala dónde había varios espejos. Esto le hacía imposible no percatarse de su transformación.


Después de mirar fijamente a su primo, él posaba con torpeza frente al espejo. Shirley tenía un pensamiento.
-Creo que te falta un último detalle- busco en su cajón de cósmeticos y sonrío sacando una botellita- esto se verá perfecto en ti.


Tony se encontró de nuevo sentado dócilmente mientras Shirley pintaba sus uñas de un color rosa pálido. Fue un proceso laborioso y debió quedarse quieto durante todo ese tiempo, con esa ropa extraña, esa sensación de ser endeble como el fresco esmalte, con ese olor extraño desprendiendosé de sus uñas. Quería decir algo pero se uedo sin palabras. Le había pasado demasiado y no estaba muy seguro de lo que debía hacer. Sólo atino a decir.
-¿Todo esto es necesario?- dijo con voz ronca- Quiero decir, todo esto va demasiado lejos.
-Hmmm... yo no lo pienso así. No podemos permitirnos ningún desliz. Si no hacemos esto bien alguien podría sospechar. Y no queremos que nadie sospeche ¿verdad?
-Supongo que no- admitió Tony
-Sopla tus uñas para que sequen más rápido. Nos podremos en marcha.






Tony sopló sus uñas mientras pensaba en lo injusto de la situación. No quería que nadie supiera que él en realidad era un chico. Pero no le parecía justo pasar por todo eso... sólo para averiguar acerca de una chica que pasea en su jardín.


Toda la mañana el chico en enaguas no pudo deshacerce del sentimiento de vergüenza causada por la corta falda con vuelo. Lo hacía sentir demasiado vulnerable. Este sentimiento se acrecentó cuando Shirley lo llevo a dar un paseo a un parque cercano. Ella trató de caminar por el parque, pero era demasiado pronto para que Tony estuviera cómodo con su apariencia femenina. Así que sólo se sentaron en una banca cerca de un estanque.

Tony era demasiado conciente de que sus bragas podrían hacerse visibles si la brisa le pasaba una mala jugada a su falda. Lo que es peor, las bragas no se sentían como suficiente protección para su zona más privada. Pensó en su rídicula situación, estaba él con su prima, chico y chica. Sin embargo ambos llevaban vestidos y seguramente nadie se podría percatar de que algo estaba mal. ¿O podrían?

Al sentir el malestar de su primo por su situación Shirley sintió que había pedido demasiado de él. Incluso quisó dar mancha atrás, pero no se atrevía cuando ya iban atan adelante con el plan. Tony realmente parecía una niña muy linda. Ella no podía quitarle los ojos de encima. Le era díficil pensar que bajo esos rizos y ese vestido se encontraba su primo. Era casi como si hubieran puesto un hechizo digno de cuento de hadas sobre él.

El niño travestido tenía un aspecto terrible.  Su prima en un intento de animarle le abrazo al rededor de los hombros como las niñas hacen a menudo entre ellas. Y le dio un beso en la mejilla.
-Me tomé la libertad de vacíar tu maleta durante la noche y reemplace tu ropa con ropa adecuada para una niña -le dijo la niña mayor a Toni- Espero que no te importe.
-Uh... esta bien supongo- Tony se retorció por un instante y se acurrucó en el brazo de su prima.


Shirley no notó lo que su beso había provocado en su linda compañera. Si hubiera estado vestido de chico Tony se hubiera apartado de su prima. Pero quizá por estar usando un vestido, o quizá por algo más, se sintió extrañamente consolado por la acción de su prima. Había otra reacción que Tony sintió, un hormigueo en casi todo su cuerpo, principalmente bajo los pliegues de sus faldas. Él estaba desconcertado por el desarrolllo de esa extraña sensación, sin embargo no podía negar el placer que le daba. Retorciendosé en su disfraz sintió que no podría con todo. Pero, tal vez, con el tiempo...

 --------------------------------------------------------
Continuación: Link
 
 

¿Cómo puedo ser yo?


Paré las labores en casa para mirarme en el espejo. ¿Cómo puedo ser yo? Yo era un hombre, pero él me feminizo a la fuerza y me hizo su esposa. Bueno, nada puede cambiarse ya. Debo prepararme porque querrá que cumpla mis deberes de esposa cuando llegué del trabajo.

Por ayudar a mi mejor amiga

 Escrito por mi, Johana



Capítulo 1

-Vamos Kenta sólo serán unos pocos meses
-No, sabes que te quiero mucho pero lo que me pides es imposible...

Llevabamos media hora discutiendolo, ninguno de los dos quería ceder. Ella estaba en el hospital. Yo la había ido a visitar varias veces y siempre terminabamos discutiendo.

-Kenta, por favor, los doctores dijeron que me espera una larga recuperación. Sabes cuánto importa el equipo para mi. -me dijo Andrea con los ojos llorosos.
-No puedo, me pides demasiado. -respondí.
-Ibamos primeras en el torneo. Pero bajamos ya al 6o lugar en 4 fechas. Cuatro derrotas al hilo. La suplentes no esta al nivel. Quedaremos fuera del Draft si seguimos así.

En ese momento se soltó a llorar. Les explico. Andrea es mi mejor amiga, ella vive con su hermana menor y conmigo en un depa que paga casi completamente ella. Hace un año no tengo trabajo fijo. Nunca fuí muy bueno en muchas cosas. Me llamo Adrián pero me dicen Kenta es mi nombre en algunos juegos online. Pero también soy bueno para los juegos del mundo real. Le enseñe a patinar a Andrea hace unos años ya, cuando ambos estabamos en la preparatoria. Al ver que caí en desgracia me dio alojo temporal que se volvió permanente.

Tiempo después ella armó un equipo de Roller Girls (Hockey sobre asfalto) y me contrató como coach. Las chicas me pagaban una cuota por entrenarlas y ese fue mi ingreso más fijo durante el último año. Desgraciadamente, en un partido vs las las Neon Tigers en mitad de la temporada, ella se rompió una pierna en una entrada muy dura. Ganamos ese partido tras la expulsión inminente de la jugadora que hizo esa entrada. Pero Andrea era mi mejor jugadora y mi anotadora estrella sin ella nos estabamos viniendo abajo.

-Vamos Andrea no llores. -decía yo, nunca antes la vi tan desconsolada.
-Kenta, no quiero renunciar al hockey. Ni perder la temporada así. Sabes que tengo el hechizo para volverte mujer y que me suplas mientras me recupero.

Andrea era una bruja. Sin embargo la magia no es como la imaginan. Utilizarla requiere sacrificios. Para hacer crecer una planta hace falta que alguien revele un 'secreto real', uno que nunca le hayas contado a nadie. Para crear fuego la cuota es un poco de sangre. Un poco de magia es díficil de realizar y siempre requiere un pago grande por eso los que la dominan no la usan demasiado. El costo por curar su pierna de inmediato era que alguien que la quisiese mutilase dos de sus dedos, impensable. Sin embargo el coste por convertirme en mujer era sólo que ella se quedará sin pronunciar palabra durante un mes pues la renuncia a la masculinidad ya ofrecía un sacrificio en sí mismo -al menos para alguien como yo que nunca fantaseé con ser mujer ni me atraía nada la idea. Sin embargo le debía demasiado a ella así que exclamé:

-Prometo considerarlo pero por favor ya no llores.

 --------------------------------------------------------

Dos días después dieron de alta a Andrea. Yo la lleve a casa. Debo admitir que el plan no era malo. Yo le enseñe a jugar a Andrea y no tendría que hacer demasiados esfuerzos para adaptarme al equipo y ellas a mi. Así que finalmente acepté.

Antes de realizar el hechizo Andrea me hizo múltiples aclaraciones porque no podría hablar en un mes. El hechizo duraría al menos seis meses, no podría cancelarse antes. Se cancelaría por medio de un contrahechizo. Durante ese tiempo ella se comunicaría con el mundo escribiendo en una libreta. 


Aún no estaba demasiado convencido pero no había vuelta atrás. Esa noche ella me roció con escencias mientras pronunciaba palabras que no pude entender. De repente todo se volvió negro.

--------------------------------------------------------

Capítulo 2 (adelanto)

Desperté con dolor de cabeza y me dolía el cuerpo. Apenas recordaba lo que había pasado el día anterior. Andrea estaba dormida sentada junto a mi, dormida. Al levantarme sentí raro mi cuerpo. No pude evitar notar que mi cabello cubría mis ojos en algunos puntos, era demasiado largo. Tenía senos pequeños pero bien formados, entonces llevé mi mano a mi entrepierna para descubrir que mi pene no estaba ahí. No pude evitar gritar despertando a Andrea.

--------------------------------------------------------