sábado, 30 de julio de 2016

Una mujer casada



 Nunca me di cuenta cuánto tarda una novia en estar lista para su boda. Debería saberlo puesto que he estado casado tres veces.




Pero cuándo dije que me casaría otra vez, mi hija dijo que ya había sido suficiente. Ella dijo que era hora de que aprendiera lo que es casarse con un marido tan desobligado como yo. Así que aquí estoy, me voy a casar con un tipo que no conozco. Y mi primer exesposa -la madre de mi hija- me esta ayudando a prepararme para  la ceremonia.¡Es tan humillante!





¡Ella esta amando esto! Y debo pretender que lo amo también o prometió que hará que las cosas vayan peor para mi. Aunque no puedo imaginar cómo serían peor.




Ahora sé porque mi hija quería ser mi dama de honor. Así me puede decir cosas desagradables al oído. Ella dice: que no puede creer que me este casando, que espera que este tomando la pildora anticonceptica, y que no puede dejar de pensar en el momento en que mi esposo me quitará mi virginidad.



La anticipación me mata y este vestido es tan apretado. Apenas puedo respirar. Pero tengo que sonreir para el fotografo. Todos hablan de lo linda que me veo. Incluso mi padre que me entregará en el altar. No tiene idea que yo solía ser su hijo.



Continuará: próximamente



No hay comentarios:

Publicar un comentario